HIDROGRAFIA

La caracteriza la gran abundancia de ríos, arroyos y vertientes, lagunas y numerosos embalses, que han dado una relevante fuente energética a la provincia con el aprovechamiento de los diques. Las principales cuencas son las que tiene sus nacientes en las Sierras Grandes: el río Suquía, también denominado Primero, que nace de la confluencia de los ríos Cosquín y San Roque. Luego de atravesar la ciudad de Córdoba, sigue rumbo suroeste-noroeste y desemboca sus aguas en la laguna de Mar Chiquita. El río Xanaes, o río Segundo, nace de la confluencia de los ríos Los Molinos y Arizacate. Tiene el curso paralelo al río Suquía pero de mayor longitud. Recoge las aguas del Dique Los Molinos, construido sobre su curso y destinado a obtener energía eléctrica. Su caudal se utiliza para abastecimiento de riego y ganadería.
La del río Tercero, actualmente denominado Calamuchita, nace de la confluencia de los ríos Santa Rosa, Grande y Capilla de la Cruz para dirigirse hacia el este y luego volver ligeramente hacia el norte para entrar en la sierra de los Cóndores. Al atravesar el cordón Oriental se embalsó las aguas del río formando uno de los mayores lagos artificiales del país. Lo componen seis embalses de los que se destacan el de Cerro Pelado, Tercero y Piedras Moras. En su tramo inferior tuerce bruscamente hacia el Sureste recibiendo por su margen derecha el río Saladillo, que es el curso inferior del río Cuarto.
La del río Cuarto, actualmente denominado Chocancharava, recoge las aguas que se precipitan sobre la sierra de Comechingones en un frente de 40 Km. Posee cuatro afluentes principales: de las Barrrancas, de San Bartolo, de las Tapas y de Piedra Blanca. Recorre unos 25 Km de distancia existente entre los cordones Central y Oriental. Hasta la Carlota su curso es paralelo al río Tercero, pero luego de esa localidad tuerce hacia el NE, formando la laguna de Olmos y luego bañados producidos por el ensanchamiento del cauce y reducción de la pendiente, en cuya forma recorre 60 Km, para luego estrecharse nuevamente y tomar el nombre de Saladillo que conserva hasta la desembocadura en el río Tercero.
La cuenca constituida por los ríos Tercero y Cuarto, unidos forman el Carcaraña. La cuenca del río abarca el centro de la provincia y una delgada faja transversal en la provincia de Santa Fe, desembocando en el Paraná. Ocupa una extensa llanura que hacia el oeste se convierte en ondulaciones suaves y luego en sierras. Proveniente de San Luis, se halla la cuenca del río Popopis, río Quinto, que desagua en una serie de bañados como el de La Amarga. Recorriendo el valle de Traslasierra, se halla la cuenca del río de los Sauces, en la cual se encuentra el Embalse La Viña. La laguna Mar Chiquita, es de origen tectónico, ubicada al noreste de la provincia llegan las aguas de los ríos Salí o Dulce, Primero y Segundo.
Ríos, diques y embalses
El río Primero, llamado también Suquía, nace en las Sierras Grandes, de la confluencia de los ríos Cosquín y San Roque. Este, con sus aguas endicadas en el lago San Roque, sale como río Primero. Luego de atravesar, en gran parte entubado, la ciudad de Córdoba, sigue un rumbo sudoeste-nordeste y se vuelca en la laguna de Mar Chiquita. El río Segundo, también llamado Xanaes, nace de la confluencia de los ríos Los Molinos y Arizacate, en la sierra Grande. Su curso, de mayor longitud que el del Primero, sigue paralelo a él. El dique Los Molinos, construido sobre su curso, está destinado a obtener energía eléctrica. Su caudal se utiliza para abastecimiento, riego y ganadería.
Los ríos Tercero y Cuarto confluyen en el río Carcarañá que desemboca en el Paran. El río Quinto, cuyas aguas proceden de la provincia de San Luis, recorre el sur de la provincia y acaba en los bañados de La Amarga.
El embalse del río Tercero retiene las aguas de los ríos que dan nacimiento al río de ese nombre o de Calamuchita, que con anterioridad a la construcción de la represa vertía sus aguas en el Paran con el nombre de Carcarañá. Contribuyen a su formación el río Santa Rosa, el arroyo Amboy y los ríos Grande, Quillinzo y de la Cruz. El punto en que atraviesa el sistema de la sierra Chica por una estrecha quebrada fue elegido para el emplazamiento de la obra de ingeniería que permite la formación de un lago artificial de casi 6.000 hectreas.
La laguna Mar Chiquita, ubicada en el nordeste de la provincia, es de origen tectónico. A ella llegan los ríos Salí o Dulce, desde el norte, y, como se ha señalado, los ríos Primero y Segundo, desde el oeste-sur.
El arte de domar los ríos

Aunque poco caudalosos, las características morfológicas de sus cuencas hacen de los ríos cordobeses una relevante fuente energética, recurso que la provincia comenzó a aprovechar intensamente a partir de la construcción del dique San Roque y la instalación de la central hidroeléctrica. En la región de Traslasierra, la inauguración del dique La Viña en 1944 constituyó un verdadero acontecimiento nacional. Fue la primera vez en el país que una obra de este tipo alcanzaba una altura superior a los 100 m. Sólo sería superada por emprendimientos posteriores. Ubicada en el cajón que el río Los Sauces ha labrado al atravesar la sierra de Pocho, la presa genera un embalse que, con una superficie de 1.050 ha y una capacidad estimada en 230 hm3, regula las precipitaciones que, en la alta cuenca, superan los 700 mm anuales concentrados en el período estival. La prioridad dada a la producción de energía motivó la construcción de una central cuya potencia instalada es de 16.600 kw, si bien una parte sustancial del caudal acumulado es destinado a abastecer las necesidades de grandes centros urbanos, como Villa Dolores, y a regar unas 17.000 ha destinadas a la actividad agropecuaria. Además de esta maravilla técnica, Córdoba cuenta con más presas y diques en numerosos ríos. En el Tercero sobresalen los embalses Río Tercero, Números 1 y 2, Piedras Moras y Benjamín Reolín. Igual relevancia presenta el dique de Arroyo Corto.
Cabe subrayar la importancia del dique Los Molinos, construido en el río homónimo, y el de Cruz del Eje, dique de llanura que hoy registra el máximo largo de coronamiento: 3.080 m, para una capacidad de embalse de 128,8 hm3. Otros diques, como el Pichanas, están destinados a la irrigación y regulación de crecidas o tienen un objetivo fundamental de abastecimiento de agua y atracción turística. Es el mismo caso de Los Alazanes, El Cajón, La Falda, San Jerónimo y La Quebrada. La máxima eficiencia de estas centrales se logra a través del sistema interconectado.
Laguna La Chanchera
Dique Cruz del Eje